Hola..

Sé que a veces me comporto fatal.. No prestes atención a esos detalles.

viernes, 30 de diciembre de 2011

Frases ganadoras del 2011.

Este ha sido un año de mierda. 

Me tocó luchar contra un par de conatos de cáncer, me dejé seducir por propuestas de vida hechas con arena, y me ha tocado dejar atrás ciertas amistades que no resultaron ser tan sinceras como aparentaban.

Pero no todo es malo ni terrible en esta vida. El punto de este pequeño post no es quejarme, sino más bien recordar ciertas joyas que cayeron a mis oídos durante este año que vale por mil, dada la cantidad de errores cometidos y lecciones aprendidas durante el mismo.

Me quedaron marcadas ciertas frases en este raro año. Así pasa, a veces dan ganas de ponerse lámpara y escribir cochinadas. Y si no lo hago ahora, me olvido. Les comparto unas cuantas perlas que se me quedaron guardadas en los calzones:

(De antemano, un agradecimiento para estos caballeros. Por lo que fueron, son, o seguirán siendo..)

"así me enamoró tu padre.."


"Oye, al menos bésame. ¿Qué crees, que soy puta?" 

"No eres virgen, pero sí has sido violadora."

"Lloras por la verga."

"¡Noooo, no estoy listo para ser papá todavía!"

"Tienes un vortex espacial ahí."

"Eres esa amiga a la que me encantaría clavársela alguna vez."

"Oye, el taxista nos está mirando mucho y ya es de día. Creo que será mejor parar antes de que se levante el man que está dormido aquí al lado. Nos van a ver.."

"Quiero chuparte el campeón."

"¡Hola bebé!" (Cómo carajo le vas a decir "bebé" al "CAMPEON")


"Ve, ¡manchitas de amor!"


Dos extras, salidas de esta cabeza loca:


"Te lo juro que llegó mi vieja. Vístete ahorita, corre a mi cuarto y pon cara de cojudo."


"Oye loco, me está sangrando el labio. Si seguimos, te vas a morir."



Para cerrar, el piropo más lámpara del año. Esta no me la dijeron a mi, pero me traumé el otro día que me lo contaron:


"Dime quien te está dando por el culo para mamarle el huevo."


Siempre hay un lado bueno dentro de tanta oscuridad. Feliz último año.

sábado, 24 de diciembre de 2011

Calentando para Navidad (canta, vieja puta)

Bueno, llegó navidad. Así que como regalo no les daré la tarea de leer y mejor les dejo un playlist navideño para que compartan con sus familiares, amigos, amantes o enemigos.

La idea de las fiestas es reflexionar, aprovechar la excusa para reconciliaciones, comer bien, pasar al menos un rato en familia, y procurar hacer cosas buenas al apuro para intentar tapar tanta maldad hecha durante el transcurso del año.

Recuerden: No se vale ingerir diablillos ni asesinar a personas que no han cumplido con el pago de sus deudas.

¡Feliz Navidad!











Y este saludo es para el que sabe:


jueves, 1 de diciembre de 2011

Cosas que yo no haría en Tuiter si fuera tú.


Dado que no soy tú, soy libre de escribir lo que me plazca y apetezca sin miedo a repercusiones. Pero como para tu mala suerte no es así, te daré una mano para que puedas ser bastante feliz y moderadamente libre por estos lares tuiteros.

Odio la censura, odio los prejuicios, los paradigmas y la falta de libertad de expresión. Pienso que es un derecho demostrar nuestra inconformidad si algo no nos parece adecuado (con fundamentos, obvio).


  1. No jodas al Gobierno. Bueno, sí puedes en realidad, pero lo recomendable es que seas perspicaz para dirigirte hacia los altos mandos, a fin de no quedar como un vulgar más. De esos que no hay verga que les calce y solo se quejan, pero no pueden justificar el motivo de sus reclamos. Siempre con elegancia y tipeando con el meñique elevado.
  2. Enviar menciones con cosas muy personales. Hay gente que no tiene vida o se divierte jugando al agente secreto. Así que si piensas que nadie lee tus menciones, te equivocas. El coqueteo se nota, y cualquier dato personal (direcciones, ubicaciones, fotos, números telefónicos, pin, etc, etc, etc) pueden ser copiados en un segundo. Si quieres que tu privacidad sea respetada, desbloquea ubicaciones en tus tuits.
  3. Hablar mal de amigos, conocidos o compañeros de trabajo. Nunca sabrás si tiene una cuenta alterna o no usa su nombre, sino que es un personaje secreto. Imagínate que @elpatron realmente sea tu jefe y se entere que le escupiste el café esta mañana. Mesura, vomitar texto es divertido pero debes estar consciente que el alcance de este medio es mucho mayor del que aparenta. Igual nunca falta el “amigo” bocón que hará que la otra persona se entere. Así que mejor es todo de frente, siempre.
  4. Publicar fotos vergonzosas de otras personas. El karma existe. Quien quita que mañana salga a la luz esa colección de porno peluda de 1993 con aquella pareja hippie que no recordabas porque andabas demasiado drogado..


Si eres de los que prefiere evitar conflictos con desconocidos y amigos evita estos temas:
Religión, Deportes, Moda, Cine, Música, Comida, Colores, a qué colegio deben ir tus hijos, si las uñas deben ser limadas redondas o cuadradas, como debe colocarse el papel higiénico, y todos esos asuntos de vida o muerte que la gente suele tener en mente, tan relevantes siempre.

"tan relevante como discutir si ganará cara de cocou o pirin.."

En conclusión, si quieres mantenerte lejos de problemas, cierra tu cuenta. Si quieres disfrutar de tu experiencia en esta red social, se tú mismo y se fuerte por si aparece alguien que no comparta tu manera de pensar. El mundo es así, la vida es así, y si no puedes lidiar con eso, dedícate a desperdiciar tu existencia discutiendo con cada troll que aparezca, o simplemente ignóralos.

Si decides molestar al resto, deberás atenerte a las consecuencias. El hecho de que tú no te tomes a pecho esto, no implica que al resto tampoco le importe. La decisión final de cómo manipules esta herramienta está en tus manos. Así que lánzate con todo, o a medias, o crea cuentas alternas anónimas y descárgate por ese medio. De preferencia evitando daño innecesario a terceros (si se lo merece, destruye).

jueves, 1 de septiembre de 2011

El cruel.


Quizás para él esta no sea una historia, pero para ella fue una experiencia completa. Siempre que le preguntas por eso, se le escapa una sonrisa pícara al recordar todas las cosas que llegó a hacer por él y las locuras que él hizo con ella. Pensar que todo comenzó por una canción..

Él es un hombre brillante, muy talentoso. Excelente en lo que hace. Su habilidad para persuadir es admirable. Consiguió que ella no solo se fijara en él, sino que también la hizo fiel a un par de ojos y la mente de su dueño. Ser fiel a una serie de encuentros que se daban solamente en sus cabezas. Tan reales, pero tan intangibles a la vez. Distancia, dulce tormento. Pero siempre encontraban la manera de seguir con la fantasía, sin importar las circunstancias.

Algunas veces ella se quedó después del trabajo para verse con él, conversar y luego tocarse un poco, o puede que mucho.. quizás muchísimo. Ella no olvida una ocasión en que a él lo encontraron sin ropa, y solo supo decir "es que hace calor".

Aquellos amaneceres que compartían. Las mañanas empezaban con ese ritual de mirarse mucho desde la noche anterior. Le gustaba verlo tocar la guitarra, oír su voz, sentirlo cerca. Podían estar muy lejos, pero él estaba más cerca de ella que nadie. 

"dindi"

Ella podía llegar al día siguiente de una fiesta, pero lo último que haría antes de dormir sería escribirle al menos una línea para recordarle cuanto lo necesita en su vida real y lo bien que la pasarían si el estuviera cerca. Ella sería su cómplice. Esa dosis de calor, adrenalina, desenfreno, impulsos, necesidad, ganas.. y esas cosas que a veces necesitamos para recordar que la vida siempre debe ir hacia adelante, pase lo que pase. 

No creo que haya imaginado que aquella chica loca que se le acercó de casualidad mientras buscaba un cigarrillo en una fiesta se volvería su compañera secreta de viaje más adelante. Creo que ella tampoco pensó que se encariñaría ni aprendería con él tantas cosas de la vida. Buenas y malas. 

La lengua tiene la capacidad de dar vida y dar muerte. El le hizo sentir el cielo y la revolcó en el infierno. Un día le confesó que estaba enamorado de alguien más, y si llegaban a tener algo más adelante, ella solo serviría para matar el tiempo. Su menosprecio la hirió mucho, así que decidió armarse de valor y alejarse de esa situación sin futuro. El que no valora, no merece.. pero las ansias por ese encuentro tan esperado eran más fuertes.

Faltaba muy poco por concretar todas esas fantasías, sueños y deseos reprimidos por la maldita distancia, pero pasó lo que nadie vio venir.. Apareció alguien más, dispuesto a darlo todo por hacerla feliz. Así, de la nada. Llegó otra persona a recoger los pedazos que quedaron de esa chica, los sacudió, los abrazó y decidió tomarlos como suyos.

Rompió en llanto. -"¿Como puede ser posible que una semana antes de terminar con esta espera y tenerlo finalmente entre mis brazos, venga este otro ser a meterse en mi vida y pretenda jurarme amor eterno?" No fue un llanto de emoción. Fue un desconcierto total. Un descuadre a su siempre ''planificada'' vida. Corrió a llamarlo, a decirle que lo suyo ya no podrá ser porque ella ha decidido que se casaría con otro hombre.

Así que cada quien siguió con su vida, cada cual por su lado.. pero ambas historias fracasaron. Él la encontró derrotada y llorosa en la entrada de su casa. A ella le tocó leerlo preocupado, muy triste y ver como se fue resignando conforme fue pasando el tiempo.

Pasó el tiempo, las heridas de cada uno fueron sanando.. y volvieron a ser dos soledades que se buscaban en ratos de debilidad.

El tan ansiado encuentro se daría finalmente una mañana nublada de lunes.

La escena de él llamándola desde la parte de arriba de las escaleras que llevan a la playa, cuando ella ya había bajado y se encontraba en la arena.. Ella solo lo miraba pensando en que quizás esa sería la última vez en que él le dirigiría la palabra, mientras repasaba en su cabeza y cuerpo la escena anterior a esa..

Su olor, su sabor.. Esos besos, ¿cómo es posible que esa misma boca pueda ser tan destructiva? ¿Cómo puede hablar de finales si esto es apenas un comienzo?

Él le hizo entregar la llave de aquel hotel en la mano, pero ella no la utilizó.  No le vio sentido en volver a esa habitación si no era para estar con él una vez más.

Su sensación la acompañó durante algunos días. Como lo dejaría de pensar si aún lo sentía quemándole por dentro. Ese cosquilleo que solo te saca una sonrisa delatora, de esas que no se pueden ocultar. 

Todo parecía estar bien, pero para él no. Simplemente se alejó, desapareció de su vida. Sin razones ni un adiós. Así es él, siempre gana. Tan indiferente. Él no pierde, la otra persona sí. Por eso ella siempre le llamaba "Señor Cruel". Él siempre disfrutó de aquel título. Entre tragos que iban y venían ella sacaba las garras e intentaba defenderse, pero ese rol nunca le sentó bien.

Tal vez todo debió quedar como sueños que nunca se volvieron realidad. Tan solo un cuento más, de las manos que no la tocaron y del cuerpo que fue más suyo que de otros, sin poder poseerlo..

Pero ella no se arrepiente. Él le devolvió las ganas de vivir, le recordó que aún hay caminos por recorrer, historias que contar, errores que cometer, bocas que besar, sueños a los que aferrarse sin importar lo que el mundo piense.

"noches eternas"

--

"El cuento que cuento no siento que quiera ser.."

sábado, 23 de julio de 2011

Y, ¿qué pasa cuando todo se acaba?

El final no existe, a menos que la otra persona muera.

Hay personas que están muertas sin saberlo. Hablan, caminan e incluso aparentan estar vivas, pero su alma se perdió en alguna parte del camino, llevándose su esencia.

Por eso, la frase "hasta que la muerte los separe", no implica necesariamente que tengas que enterrar a tu pareja o amistad para que la muerte entre ambos llegue. 

El tiempo nos cambia a todos. Nos puede hacer mejores personas, así como puede convertirnos en perfectos extraños. E incluso, ser mejor humano puede provocar que te vuelvas un desconocido para la otra persona. La que siempre disfrutó en secreto que le dieras el peor trato de su vida.

Aprender tiene un precio. Crecer más rápido tiene un precio. Madurar de golpe tiene un precio. Los impulsos también. Nuestros errores también tienen su valor. Nada es gratis en este mundo. Todo trae un efecto positivo o negativo en nuestras vidas.

Me pidieron este post, pero no me siento capaz de completarlo.

El final llegó mientras los vidrios caían sobre mi. No hubo nadie que me salvara, nadie que me advirtiera que el desastre llegaría. No vi nada de eso venir, salvo el choque final, que yo misma ocasioné sin tener presente que ciertos límites no son flexibles.

Nacer, crecer, errar, esparcir la semilla, destruir todo, morir.

La vida sigue. Los golpes seguirán. Ahora toca golpear más fuerte o sentarse a llorar. Llorar no es opción, la vida no da tiempo para vivir con lamentos y quejas.

domingo, 19 de junio de 2011

Cinco pasos para ser Tuitstar

Este pequeño post es para aspirantes a “Celebridad” de Twitter, también conocidos como “Tuitstars “.  Si realmente sientes que necesitas ser aceptado con desesperación en esta red social, intenta, lánzate al estrellato.

Algunas veces me han pedido promocionar cuentas, pero como esto es solo mi espacio para regar letras, no lo hago. Es mero entretenimiento y ejercicio para mis neuronas calcinadas con tanta fiesta.

Aquí vamos: 

1) Dale follow a todas las personas que veas en el Leaderboard de Favstar. - http://es.favstar.fm/popular-on-twitter-by-tweets-with-50-favorites

2) Revisa los tuits más famosos del día, todos los días. Dales RT, favéalos, y si es posible, haz covers. Solo cambia un par de palabras a la versión original. Muchos no notarán su fuente y creerán que eres un genio.


"perfil del tuitero promedio"


3) Pon fotos provocadoras y trata de enamorar a algún miembro de este Leaderboard. Dedícales tuits, nada como alimentar su insaciable ego. Le harán RT a cada felación que des a sus egos, y si te volviste bueno para plagiar, te regalarán recomendaciones como caramelos.

4) Aparenta que eres mexicano o español, utiliza todas las palabras posibles de ellos. Esto hará que los extranjeros crean que eres local y recibas más favs y RTs.

5) Nunca des replies, a menos de que solo sea a otros Tuitstars y lo ideal es que solo des follow a 100 personas o menos. Te da un toque de celebridad tremenda.

Les deseo suerte en el intento. Hay que ser bastante sin vida para lograrlo.


domingo, 12 de junio de 2011

Mala mujer.

Hoy fui una mala mujer.

  • Dije que soy la mejor novia del mundo, y se me burlaron.
  • Defendí la vida de un inocente, y me insultaron.
  • Evité ocasionarle un daño a terceros, y me escupieron el pasado en mi cara.
  • Persigo mis sueños, y me acusan de tener aires de grandeza.

Pues, si las cosas son así lamento decirte que:

Así seas parte de mi pasado, no tienes derecho a seguir usándolo en el presente como recurso desesperado para agotar mi paciencia. El pasado me ha dejado muchas lecciones de vida. Si tú decides hacer caso omiso a ellas, sigue errando.. por tu cuenta.

Si tengo sueños, déjame vivirlos. Si eres ave de poco vuelo, es tú vida. Razones para no vivir el presente juntos sobran. Entre esas se encuentra tu falta de sueños y aspiraciones. Por algo sigues siendo bachiller y un mediocre profesor de escuela mientras yo tengo un masterado y sigo escribiendo. Aún así no me burlo de tu profesión, porque cada quien tiene lo que se merece.

Esta es la diferencia entre alguien pequeño y alguien grande: Mientras el pequeño se limita a buscar los puntos débiles del otro para hacerlo caer, el grande usa a ese pequeño para subir al siguiente peldaño. Así es, querido. Piso tu cabeza y sigo avanzando.

Soy la mejor mujer del mundo. Con errores y aciertos, pero toda la buena voluntad del mundo. Si tú no supiste ver eso, perdiste. Y al librarme de ti, gané.

Hay relaciones que duran tanto tiempo y son tan negativas que terminan volviéndose un cáncer..


Adiós.

lunes, 23 de mayo de 2011

Locura

Este relato tomó más de cuatro meses en salir a la luz. Me costó escribirlo, lo mantuve bastante oculto.. Pero siento que es el momento apropiado para ser leído. 

Solo tomó tener la fuerza suficiente y dejar de sentir todo lo aquí escrito para poder dejarlo acá. Sí, les estoy compartiendo el fantasma de una historia. No creo que haya podido existir un final alterno. Si fuera así, hoy por hoy estuviera de luna de miel o algo por el estilo.

La vida es como es, y aquí seguimos en el ruedo, escribiendo y abriendo nuevos capítulos. 
--

I
El Beso


El 16 de Enero del 2011 alrededor de las 2:30 o 3:00am, pasó algo que no irá al Twitter por ser demasiado sopa para hacerlo.. Mi primer beso contigo. La hora aproximada la sé porque momentos antes o después de una foto que nos tomamos juntos y subiste en ese mismo rato, quedó registrada esa hora.
Pero lo que importa no es eso. Lo importante fue que por primera vez en mucho tiempo me sentí libre, y por impulso me lancé hacia tu boca. Me detuve un poco en caso de que no me fueras a aceptar el beso, pero eso no sucedió. Al contrario, ese beso rápido y a lo loco dejó de ser solo uno para convertirse en dos, y tres.. Para luego detenernos, sonreír con picardía, hacer de cuenta como que no pasó nada y me dijeras: -Vamos a seguir bailando. A lo que te respondí: -Disculpa, ando malcriada. ¿Será que puedo arrancarte la boca? Para que venga tu inevitable risa, esa que siempre prosigue a cualquier comentario sucio que viene de mi. Me terminaste diciendo: -¡Cálmate!.
Esa calma duró 10 minutos.
Para nuestra mala suerte, no encontramos un lugar secreto donde besarnos sin que nos viera el resto del grupo. Así que hicimos como que si nada, hasta que amaneció. Y finalmente, en unas escaleras, nos terminamos abalanzando uno sobre el otro para darnos todos los besos que no pudieron concretarse durante la noche. Acto seguido, proceder a limpiarnos las caritas babeadas como dos niños torpes, mirar para cualquier otro lado y oírte decir: -Esto nunca sucedió. A lo cual te respondí: -¿Ah? ¿Qué cosa?. Quedamos en que nos veríamos en el transcurso de la semana porque querías contarme todo sobre ti, beberíamos a morir en tu casa y dormiríamos juntos (como siempre fue.. Dormir.)
Desayunamos. Me conseguiste un baño para poder cambiarme de ropa e ir directo a tomar sol (ya que, tan organizados nosotros, nunca buscamos hotel). Fuimos a la playa y finalmente dormimos ahí. Hiciste que me acueste sobre ti en un asiento, y ahí fue cuando te quemaste medio cuerpo porque el parasol no te cubrió bien.. Jajaja.. Echarme sobre tu pecho y tener mi mano con la tuya sobre mi cintura se sintió tan natural. Era como que así tenían que ser las cosas. Pero simplemente no me di cuenta de la magnitud de lo que se vendría..
Nunca pensé que esta historia sucedería, menos aún lo que vino luego de todo eso. 
¿Quién diría?

un recuerdo velado.

II
La Promesa

Luego de aquellos besos entramos a una fiesta, y empezaste a contarme sobre el viaje que hiciste en fin de año. Me dijiste que sentías que soy tu mejor amiga y que debía saber todo sobre ti.
Quedamos en que nos veríamos esa semana, beberíamos como siempre, me contarías tus historias y dormiríamos juntos. Dado el hecho de que somos amigos,  acepté la propuesta.
Por cosas de la vida, al día siguiente me llamaron para ofrecerme empleo, y empecé a trabajar al otro extremo de la ciudad, por lo cual nuestro encuentro debió quedar aplazado para cuando hubiera tiempo. Llegó el viernes y lo primero que hice fue llamarte para ir a la playa de nuevo y conversar allá. Se unieron más amigos y viajamos juntos todos.
Llegamos a retomar la jornada de besos, ya de manera poco o nada discreta, y ahí nos vieron. No me di cuenta de eso, pero tú sí, e igual seguimos.
Luego me dijiste que me querías confesar algo, con cara de angustia. Te dije que era lo que sucedía y rompiste en llanto. Te abracé, te dije que no te sientas mal y salimos de ese bar. Fuimos hacia la playa, comprando un par de cigarrillos en el camino para poder calmarte un poco.
Hablamos sobre ti, y luego confesamos lo peor que hemos hecho o ha pasado en nuestras vidas. Fue una liberación hacerlo y ver que uno aceptaba al otro a pesar de errores cometidos en el pasado y confusiones actuales.
Acto seguido dijiste una de las cosas más hermosas que escucharé en esta vida:
“Tengo para irme a trabajar y vivir en dos países, y quiero compartir esto contigo. Me encantas, casémonos..”
Dudé. Te dije que te faltaban cosas por vivir y experimentar antes de tomar una decisión así. Y que no me vieras como una facilidad para sacar sus papeles, sino como la persona que soy. Te pregunté por cabos que quedarían sueltos, amores pasados que tuviste y me dijiste que en esa relación no existe afecto, pero conmigo sí lo sentías.
Y proseguiste:
”..Nos vamos, trabajamos un par de años como burros y con eso viajamos 4 o 5 años por el mundo. Luego podemos tener un hijo, y si aún no quieres, podemos tenerlo a los 35, como los europeos. Quiero una familia, hacerme viejito y que estemos juntos por siempre. Te prometo que haré todo lo que esté a mi alcance para hacerte feliz. Nosotros no pertenecemos aquí.”
Esas palabras me dejaron en shock. Nunca pensé que alguien llegaría a decirme estas cosas. Empezaste a hablar sobre como sería la boda. Al pie del mar, o como yo quisiera que fuera. Con una fiesta para la familia y otra con todos nuestros amigos. Todo sería hermoso y perfecto.
En ese momento accedí.
Te dije que sí, que sí me casaría contigo. Me dijiste si era en serio y si sería para siempre. Te repetí que sí.
Entonces agarraste mi mano e hiciste un anillo con arena en ella. Luego pusiste tu mano sobre la mía y me pediste que hiciera lo mismo. Una vez hecho esto, dijiste:
“Somos esposos. Para siempre.”
Y te dije que sí, que esto es para siempre.
Acto seguido, te lanzaste sobre mí para besarme sobre la arena. Me partiste el labio por la emoción y una mala maniobra, y al rato salimos hacia el pueblo a dar las buenas nuevas a nuestros amigos.
El primero en saberlo fue mi hermano menor, que de casualidad apareció ahí, en la playa. Le dijiste que me querías, me adorabas, me amabas y me llevarías lejos contigo por eso. El solo atinó a decir “bueno”, y se fue.
Salimos a decirle a todos sobre nuestro compromiso. Compramos ron para celebrar, y la noche de bodas sería una mañana en una habitación compartida con nuestros amigos más íntimos, sin pensar en tiempo ni espacio. Sin pensar en nada más que el hecho de unirnos para toda esta vida, bajo esa promesa.
Nunca fui tan feliz.

..tan mío.

III
La Realidad

Luego de que me vendieras tantos sueños e ideas de una vida feliz, comenzó la espera, a ver cuanto tiempo te duraría la borrachera y pondrías los pies sobre la tierra. Tomó dos días.
Entre miedos por ambos lados, optamos por intentar un tiempo, de comenzar por el principio, conocernos e ir lento. Realmente fueron dos meses muy bonitos. Llenos de viajes, aventuras e intensidad.
Pero algo no estaba bien, no se prendió una chispa: Faltó amor. No cariño, amor. No faltaron los esfuerzos por funcionar bien juntos, faltó amor. No fue falta de atracción, fue falta de amor. No era que no existiera paciencia, es simplemente que ahí nunca hubo amor. Y una relación carente de amor está condenada a morir, tarde o temprano. Entonces optaste por utilizar la razón y comunicarme del ineludible final, antes de que el daño se volviera mayor.
Fue triste, doloroso. Sentí que di lo mejor de mi y aún así, eso no fue suficiente. Pero en estas causas, cuando las batallas no se libran juntos, no se puede hacer nada más. Respeté tu decisión y me senté a llorar. Acto seguido liberé una vez más a mis demonios, me entregué a ellos y comenzó esta loca carrera por matar todo lo más pronto posible. Destruir caminos para no volver a pensar en retomar esa vía de regreso, pase lo que pase.
Dimos mucho, y eso es algo que valoraré siempre. Me entregaste el sueño más hermoso que jamás viviré. Me regalaste tus sueños, ideales y fantasías y eso también lo aprecio. Estas experiencias me recuerdan que hay almas que nacieron para vivir solas, y que no sirve de nada presionar a una persona carente de fe.
Solo entre soñadores podemos entendernos; y aún así, estamos condenados a andar solos por el mundo. Vivimos alimentándonos con ratos efímeros de felicidad y perfección, para soportar las épocas de sequía emocional y sentimental. Y así sucesivamente hasta sabrá Dios cuando. Eso aún no lo descubro.
Pensé que el final de esta incertidumbre llegaría contigo. También puse mi fe en ti, pero las cosas son como son.. así que simplemente las acepto y las atesoro en el baúl de los recuerdos que no volverán.

recogiendo las promesas para devolverlas al mar.

martes, 3 de mayo de 2011

Sin misterios.

Son cosas que han venido pasando por mi mente, pero no sabía como plasmar.. hasta ahora.

¿Por qué la decepción?
Porque creí cada palabra que me dijeron, para que terminaran siendo más mentiras para la colección. Pequé de pendeja e ingenua.

¿Por qué la cautela?
Porque el karma me tiene en su lista por deudas, y me revolcará tantas veces como pueda.

¿Qué pasó con el sexo?
Dejó de ser prioridad y pasó a ser un ritual que no compartiré más, hasta que sea con una persona que se entregue por igual. Creo que llegó el momento de descubrir el significado de “hacer el amor”.

¿Por qué ya no puedes escribir con la soltura de antes?
Me siento censurada. Tengo miedo de herir susceptibilidades en personas importantes. Nunca pensé llegar a ese punto, pero así es. Pensar en otros antes que en mí.


¿Por qué a manera de auto-cuestionario?
Quizás me estoy volviendo loca y necesito alguien que me escuche, porque realmente desee hacerlo. Quien mejor que uno mismo para eso.

¿En qué piensas?
Los errores salen caros. La vida no perdona, y que aunque finalmente he retomado las riendas de mi futuro, me sigue haciendo falta una chispa para salir adelante. La tenía, pero así como llegó, se fue.

Lo extrañas, ¿verdad?
Sí. Me hace falta mi amigo.

¿Qué harás a futuro para que esto no vuelva a suceder?
Fácil, dejar de sentir y pasar a ser una farsa más en este mundo. Siendo engañados somos más felices, y mientras menos sepa el uno del otro, mejor. Dar rienda suelta a la fantasía y huir de la realidad.

"Usar el corazón para causas perdidas es un desperdicio".

lunes, 2 de mayo de 2011

Dos años.

Creo que tengo un trauma con recordar fechas, contar días y estar consciente del paso de tiempo. El 29 de abril cumplí dos años usando Twitter. Todos deben pensar: ¿Por qué debería importar algo así?. La respuesta es sencilla: Ese hecho que se dio por casualidades de la vida, ha llegado a ser parte de mi. Es uno de mis mayores medios de expresión, tanto de lo que creo como de lo que siento.

He tenido tanta suerte, que he podido recopilar buena parte de estos micro posts (conocidos en el bajo mundo como tuits), pensamientos con un límite de espacio de 140 caracteres. Actualmente, la mayor parte de mis lectores se llevan bien con esta red social, así que recordarles esto podría estar de más.

Nunca esperé conocer personas por este medio. No solo a nivel local, sino de todas partes del mundo. Con maneras de pensar tan similares, o distintas. Encontré un refugio de letras cuando me sentí morir. Fue mi escondite cuando tenía tanto por decir, pero hablar resultaba imposible. Han sido testigos de mis logros y fracasos, tanto en lo profesional como en lo personal. Me han visto ganar, perder, amar, odiar, sentir, congelarme por dentro. Han presenciado más que lo que muchos conocidos verán de mi.

Puede que no nos conozcamos en persona, pero a veces no es necesario. Solo basta con sentir a los demás para estar conectado con ellos. Al que me conoce en la vida real, le sorprende que me guste escribir y que me dedique a vacacionar cuando tengo tantos estudios encima. 

Aquí es tan común encontrar mentes brillantes pasando el tiempo y jugando con sus mentes hasta que la vida les presente alguna oportunidad para tomar otro camino. Ahí es cuando desaparecemos. Nos borramos por un tiempo, para luego volver con nuevas líneas, desvaríos, deseos y sueños para compartir.

Me siento un poco tonta al escribir todo esto, pero si supieran realmente TODO lo vivido en 140 caracteres, no me lo creerían. Las letras enamoran, las letras engañan, las letras van y vienen. Así como con las personas, porque cada letra viene de alguien más, con una historia que contar.

Vicio, se ha comido tantas inspiraciones. Los blogs están muriendo lentamente. He ahí la razón por la que no publico posts aquí, salvo contadas ocasiones.


No somos los mejores ejemplos, no somos perfectos. Somos humanos, con vivencias distintas, pero la misma necesidad de comunicarnos y sentirnos identificados con alguien más. Nunca se dejen censurar, la vida es una sola. Disfruten de su libertad, o encuentren el encanto en sus ataduras.


En fin, dos años.


"cerebro quemado."

lunes, 18 de abril de 2011

Lo que falta y lo que sobra.

Faltan cojones, sobra cobardía.
Faltan ganas, sobra la pereza.

Tengo sueño y no me siento capaz de continuar con este post porque quizás no quiero que lo lean.

martes, 15 de marzo de 2011

Economía de guerra para parejas

Aquí les tengo una pequeña lista de sugerencias si están en plan de ahorro o se encuentran en bancarrota total. Hasta los pobres tenemos derecho a disfrutar de nuestra vida de pareja y pasarla bien.

OJO que de todos modos esto no cambia el hecho de que cada vez y cuando uno merezca tener vida de magnate por un día y salgan a comer a un lugar de primera o compren el teléfono que tanto querían. Ya es cuestión de planificación, y estar dispuestos a experimentar otro tipo de vida.


"Mickey y Mallory. Ellos también vivían con bajo presupuesto."

  • Aprender a cocinar en casa, se ahorra mucho y se pasa un buen rato compartiendo la experiencia.
  • Hacer compras juntos, para que uno golpee al otro en caso de que quiera hacer una adquisición inapropiada.
  • Cero regalos materiales, hay muchas cosas gratis para dar.
  • Bañarse juntos, ahorren agua.
  • Si están en una ciudad fría, dormir abrazados.
  • Si están en una ciudad infernal, dormir desnudos.
  • Si quieren mascota, compren una tortuga o un pez. Son baratos y no requieren de mayor inversión o cuidado.
  • Los hoteles/moteles son un lujo habiendo tanta vía pública…
  • Aprender depilación, masajes, arreglo de uñas y barbería. Ambos ganan y siempre estarán impecables ante la sociedad.
  • Ganar el amor de la familia política. Siempre puede haber una familia generosa que te hará parte de ella y auspiciará a ambos en paseos o salidas a comer.
  • Cero hijos. No hijos. Carajo, no tengan hijos. ¡Acaben afuera por lo menos! Pero intenten no tenerlos.
  • Fumen del mismo cigarrillo, pásense las bebidas boca a boca. Hay personas que no lo hacen solo por libidinosas, también ahorran ahí porque el sexo los distraerá de todo.
  • Organicen viajes en grupo o con otras parejas, para compartir gastos. Para habitación privada tienen el baño, o esperen a que el resto duerma y hagan de las suyas.
  • Un picnic es más divertido que una salida a un restaurante caro.
  • Si no hay dinero para ir a la playa, siempre habrá alguna amistad con piscina. Nada quita que se haga una comida pequeña con la posibilidad de tomar sol todo el día.
  • Comprar películas para ver en casa, o videojuegos. He visto relaciones de más de 20 años que han vivido así.
  • Utilizar el auto que consuma menos combustible para paseos juntos.
  • Fingir que ambos son solteros y coqueteen por tragos gratis en bares. Luego reunirse y compartir el botín.
  • Nunca faltará un amigo que invite a salir a los dos.
  • En lugar de dar vueltas sin rumbo por toda la ciudad, buscar un sitio fijo donde parquear y pasar el tiempo.


Buen provecho. Disfruten de su relación de amistad, amor, manitos sudadas, lujuria, sexo o lo que sea que tengan, mientras van ahorrando dinero para planes futuros, ya sea con o sin esa persona. ¡Viva la vida!



domingo, 6 de febrero de 2011

Entre nervios y una taza de té.

Hay cosas que se aprenden única y exclusivamente al andar. No podemos apresurar los hechos, ni actuar como marionetas solo por complacer a la otra persona.

Limitémonos a ser felices, sin actuaciones, siendo como somos. Sin prisas.. Es una sola vida, pero esta se llena de momentos lindos y sinceros. Los años de mentiras solo pasan a restar y guardarse en los archivos del olvido.

Mientras escribo estas líneas, pienso en los dos, y en lo mucho que te quiero. No sé si es el tipo de "querer" correcto, pero sé que sí lo siento. Una relación se construye, no surge por arte de magia de un día al otro.. 

Apenas llevamos dos semanas, y cada día aprendemos cosas nuevas el uno del otro. Es una aventura totalmente nueva. A veces impresionante, y otras veces, desconcertante. Pero creo que mi problema radica en pensar de más, y sentir menos. Todos los días doy gracias por tenerte cerca y valoro con la vida toooodo lo que haces por mi.

No quiero herirte, y no quiero que me hieras. Tenemos muchas cosas lindas por conservar.

Paciencia, tolerancia, predisposición para dejarse llevar.. Y vamos.

''Intentemos.."

viernes, 7 de enero de 2011

Antes de involucrarte con un ser humano..

Creo que está más que claro que en estos días una persona está más loca que la otra. 

Todos tienen manías, costumbres y maneras de pensar distintas. Lo que para uno puede ser considerado como "normal", para otros puede resultar lo más chocante o desagradable del mundo. Así que encontrar gente compatible con uno no es tan sencillo como puede parecer (a menos de que andes con personas descomplicadas y sin complejos, de las cuales conozco a muchas, afortunadamente).

Esto aplica para cualquier tipo de relación: Ya sea a nivel profesional, de colegas, compañeros, conocidos, amigos, familias, parejas, tríos, etc, etc, etc. Ya lo dije, mundo de locos. Pero lo respeto hasta cierto punto. Soy bastante abierta (de mente por el momento, porque soy una persona abstemia y ando más cerrada que quinceañera por decisión propia), y comprendo que hayan gustos y gustos.

Pero creo que todas las personas tenemos derecho a saber con quien estamos tratando. Está de moda la mojigatería, la mentira y la omisión. Claro, como este es un país de tercer mundo aquí vale más tu virginidad y tu apellido que tus logros personales y tu calidad humana. Por ende, muchos tienden a ser falsos por complacer a esta sociedad de mierda, o peor aún: Buscar autocomplacerse a costa de otros. La forma más primitiva y natural del egoísmo.

Aquí es pecado ser madre soltera, que seas mujer y hayas vivido con alguien sin casarte, salir con personas de "mal aspecto", ser mujer y que te gusten las mujeres, ser hombre y te gusten otros hombres, no casarte antes de cumplir 30 años si eres mujer, o 40 si eres hombre. "Uff, ¡Dios libre a la sociedad de estas especies!" Primer pensamiento estúpido de vieja de mierda que termina pagando con hijos homosexuales o drogadictos. (Nota: No tengo nada en contra de ninguno de ellos. Lo digo porque para esa gente, ese es su castigo. Para los hijos no, ellos son muy felices siendo como son, siempre que no abusen, OJO.)

A nivel personal (familiar) siempre he sido muy reservada, por obvias razones. Creo que todos los padres merecen vivir felices en su sueño de que una se case de blanco y vaya en corcel a la Iglesia. Y eventualmente, lo haré. Soy la única hija mujer en mi casa, pienso que disfrazarse es divertido, y porque las celebraciones son fantásticas. Detesto la religión católica, pero me gustan mucho las fiestas. Además, para reunir amigos, familia y demás, que mejor excusa que unir mi vida simbólicamente con la persona que me ama y yo ame. Bien vestidos, perfumados, y con viaje incluido como after party (también conocido como luna de miel).

Pero para el resto del mundo, si hay algo que me ha caracterizado siempre, es ser sincera y frontal. Impulsiva la mayor parte del tiempo, apasionada, y sin miedo de llamar a las cosas por su nombre. Lamentablemente, esto quiere decir que carezco de cosas básicas para vivir en armonía con esta sociedad de porquería como por ejemplo sentido común, motricidad fina e inteligencia emocional. Términos estúpidos que inventan para aturdir más a uno. 

El hombre es un animal más (hombre y mujer). Como animales que somos, para llevar una relación hay que seguir una especie de ritual o cortejo. Si no lo cumples tal cual como lo pinta la vieja escuela, terminarás como la otra, o como la que pudo ser y no fue, como el cualquier cosita, o una relación estrictamente carnal. A nuestra raza le gusta el engaño. Menos a mi, creo.. Bah, sí me gusta. Nos encanta que nos digan cosas lindas, que pinten todo de colores y nos brinden esa seguridad y cariño que tanto anhelamos. 

Los hombres disfrutan de las chicas que "nunca" se han equivocado en su vida y alegan que la única persona con la que se han acostado fue con su novio anterior (¡lo cual es MENTIRA!) mientras juegan al tire y jale, ese jueguito de hacerse las inocentes y a ratos volverse las perras calientahuevos, a fin de provocar esa desesperación en ellos por terminar de "develar ese secreto" y enredarse en el tipo de relación que ellas deseen, con tal de tenerlas. Jugada bastante ganadora, simple, primitiva, estúpida, pero terriblemente efectiva. Noten que fácil es verles la cara, señores.

A la mujer convencional se la ganan por el oído y el corazón. Nos encanta oír que son exitosos, trabajadores, talentosos, con metas y sueños. Que su última pareja le rompió el corazón, pero ya la superaron, y ahora desean construir su vida de nuevo para ser felices una vez más. Buscan salir para "ver como se dan las cosas entre los dos". Tratarán por todos los medios posibles de que una le afloje el calzón sin mayor compromiso. Para los guapos aplica la ley del mínimo esfuerzo. Mientras que los menos agraciados tendrán que apelar a sus talentos o recursos monetarios para conquistar con regalos, salidas y demás detalles.

Nunca he sido ese tipo de persona. No exijo mucho en realidad. Alguna vez estaba acostada con alguien a quien quise muchísimo, desnudos. Tapados con una sábana, en una cama de una plaza, con ropa colgada sobre nuestras cabezas, un ventilador que en cualquier momento se iba a caer del techo, y una ventana inmensa que hacía que el sol nos golpee en la cara (llámese lavandería o cuarto de la sirvienta). Estábamos echados, y le dije: "¿Qué más necesitamos que esto para estar bien?". En eso radica la perfección, en la belleza de lo simple. Esa persona a la que no le molesta que estés recién levantada, no te has cepillado los dientes y aún así te besa. El que está pendiente de ti si estás enferma y te cuida si tomaste de más. El que te lleva comida a la cama en la mañana. Esos son detalles. Esa entrega es la que cuenta para mi, más que la salida al cine ni que me cuenten fábulas para endulzarme la oreja.

He pasado desde los brazos del perfecto farsante hasta por las garras del señor don hijueputa que ha estado con quien que le ha placido y es considerado un "dios" a nivel local. He vivido una relación que no pasaba de besos porque la otra persona es homosexual, pero aún así, teníamos una conexión demasiado fuerte. Tan fuerte que llegó a pedirme un hijo alguna vez. La persona que me enseñó que la mujer tiene que ser consentida, mimada y complacida, resultó ser gigoló (de los de verdad, me enteré al año) en algún momento de su vida. Así es, un ex prostituto me enseñó eso.


Sinceros, pocos. Creo que los únicos que no me han mentido han sido los más mujeriegos y descarados, por ese mismo hecho: porque no tienen nada que perder. Bueno, pueden perderme a mi, pero hay muchos peces en el mar. Pero sinceros y honestos, solo los amigos en los que no tienes ningún interés en particular. He ahí porque ellos se vuelven los mejores cómplices y llegan a ser las mejores parejas.

Yo sí soy honesta. Y les seré honesta en este momento: Me ha ido mejor mientras la otra persona menos sabe de mi. He cometido este error de ser sincera miles de veces y no me reivindico. Sigo manteniendo la esperanza de que alguien me valorará por lo que soy y no me juzgará por lo que he hecho o vivido. Si soy como soy no es por gusto. Son años de vivencias y experiencias. Curada de espanto estoy hace mucho tiempo. Necesito cariño, como todos, por eso dejé mis estupideces de vivir una relación encerrada y casi secreta entre cuatro paredes con alguien que no tenía que ser.

  • La mentira daña. 
  • Las verdades a medias dañan. 
  • Las omisiones dañan.
  • Las evasivas dañan.
  • Las indirectas no sirven, eso es solo de cobardes e inseguros.
  • El silencio es preocupante, pero es un recurso al que puede apelarse.

Si la otra persona realmente quiere algo contigo, te aceptará con virtudes y defectos. Con atinos y desaciertos. Las relaciones no se tratan de buscar a una persona, hacerle un cuestionario de compatibilidad, pedirle record policial y prueba de sangre. Es una cuestión de afinidad natural, nada forzado, sin intentar cambiar al otro, a menos de que sea muy necesario y tengan que ceder con ciertos hábitos. Uno puede hablar o callar con respecto a su pasado. Yo disfruto y aprendo mucho conociendo el pasado de la persona con la que estoy, porque llego a entender muchos de sus comportamientos y trato de darle lo que le hizo falta, lo que necesita en ese momento y todo lo que esté a mi alcance. Su felicidad es mi felicidad.

Dar mucho y recibir migajas, no sirve. Dar poco y esperar todo tampoco es justo. Volvemos al egoísmo. Siempre hay maneras para que ambos ganen sin salir heridos. Uno no puede imponer sus reglas y órdenes en una relación, así sea solo de tipo sexual y sin sentimientos. No es fácil dar todo si de entrada ponen una muralla tan grande de por medio. Hay maneras más sutiles de tratar esos asuntos. Es una cuestión de consenso, porque es de dos (si hablamos en términos de pareja). Si ambas partes llegan a un acuerdo, enhorabuena. Si no, paja nada.

Mi gran error fue preguntar:

¿Tienes novia/o o esposa/o?

En lugar de preguntar:

¿Estás enamorado/a de alguien, existe alguien en tu vida que no puedes abandonar u olvidar?
¿Estás con alguien más aparte de mi?

Lección aprendida.

-mj