Hola..

Sé que a veces me comporto fatal.. No prestes atención a esos detalles.

sábado, 23 de julio de 2011

Y, ¿qué pasa cuando todo se acaba?

El final no existe, a menos que la otra persona muera.

Hay personas que están muertas sin saberlo. Hablan, caminan e incluso aparentan estar vivas, pero su alma se perdió en alguna parte del camino, llevándose su esencia.

Por eso, la frase "hasta que la muerte los separe", no implica necesariamente que tengas que enterrar a tu pareja o amistad para que la muerte entre ambos llegue. 

El tiempo nos cambia a todos. Nos puede hacer mejores personas, así como puede convertirnos en perfectos extraños. E incluso, ser mejor humano puede provocar que te vuelvas un desconocido para la otra persona. La que siempre disfrutó en secreto que le dieras el peor trato de su vida.

Aprender tiene un precio. Crecer más rápido tiene un precio. Madurar de golpe tiene un precio. Los impulsos también. Nuestros errores también tienen su valor. Nada es gratis en este mundo. Todo trae un efecto positivo o negativo en nuestras vidas.

Me pidieron este post, pero no me siento capaz de completarlo.

El final llegó mientras los vidrios caían sobre mi. No hubo nadie que me salvara, nadie que me advirtiera que el desastre llegaría. No vi nada de eso venir, salvo el choque final, que yo misma ocasioné sin tener presente que ciertos límites no son flexibles.

Nacer, crecer, errar, esparcir la semilla, destruir todo, morir.

La vida sigue. Los golpes seguirán. Ahora toca golpear más fuerte o sentarse a llorar. Llorar no es opción, la vida no da tiempo para vivir con lamentos y quejas.