Segunda muerte

Hoy volví a encontrarme con el pasado. Vino a recordarme que así haya decidido cambiar, los hechos no se borrarán jamás. Los recuerdos son tatuajes de la memoria.

Solo pude gritar durante un segundo, pero tuve que callar y me tocó sollozar en silencio, mientras él solo repetía: "Tranquila, pronto estará todo terminado". Él no sabe nada de finales, él no fue quien murió. Desearía poder dejar abandonado mi cuerpo en este momento y huir, partir a un lugar donde no vuelvan a suceder atrocidades y yo pueda dejar de sentir esta impotencia, este dolor, esta frustración, este pánico, esta pena que no me deja de consumir.

No quiero volver a pasar por esto, pero al parecer mi castigo consiste en tener que repasar la misma película una y otra vez. Lo sé, fui muy mala persona. Quiero gritar, no he dejado de llorar. Veo sangre correr por montones y veo lo frágil que puede ser la vida, y lo enlazada que está a la muerte. 

Mis sueños están llenos de tristeza. Me gustaría poder abrir los ojos y encontrarme frente a otra realidad, pero las cosas no son así. Con algo de suerte, en otra vida será.

Sálvame...

Comentarios

  1. "Los recuerdos son tatuajes de la memoria". ¡Con esta frase sola puedes armar un post entero! Excelentes analogías :D

    ResponderEliminar
  2. Comadre hermosa, yo sé también lo que es pasar por la oscuridad, y regresar de la muerte para contarlo. Espero que pronto tu alma encuentre alivio y que te encuentres bien. ¡Suerte! Besos.

    ResponderEliminar
  3. la vida es unica, llena de muchas cosas, buenas o malas, en fin... ES LA VIDA!!! de las cosas buenas nos llevamos sonrisas, de las malas experiencias!!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

De vuelta a la vida

Once confesiones Pre-Apocalípticas

En algún lugar