Hola..

Sé que a veces me comporto fatal.. No prestes atención a esos detalles.

martes, 14 de febrero de 2012

El secreto.


Es tarde, y uno está más ebrio que el otro. Ha sido una jornada de música, alcohol y confesiones. Se va terminando la botella y la noche con ella. Él se echa en la cama de ella y dice:

-Estoy muerto.
-Oye, me dieron ganas de hacerte huevadas..
-Ja  ja ja
Y luego de las risas nerviosas llegó el silencio..

Ella se lanza hacia él. No es la primera vez que se besan.

Un par de semanas atrás tuvieron un acercamiento después de una fiesta, después de beber y abusar de la noche.

-Oye, ¿y si nos besamos?
-Ja ja ja
-Ya.. Vamos, dale..

Ella se acerca despacio y él se deja. El taxista procedió a apagar la luz del vehículo mientras se estaban besando y ambos estallaron en risa. Ella se limpia los labios, tiene una expresión en su rostro que denotaba asco, nervios y risa a la vez.

- Aghhh ja ja.. ¡Ya no quiero! ¡Me voy!
-Oye, estás batraceando como beso, ¡maldita!
-¡Sí, chao! Ja ja ja

Vuelven a la escena anterior. Están a punto de cometer el mayor error en sus vidas. Pero los besos siguen, y cada vez son más profundos.

Él agarra el rostro de su amiga, y ella acaricia su cabello mientras lo sostiene de la nuca, como si no tuviera la más mínima intención de soltarlo. El calor de los tragos nubló sus criterios y se empeñó en borrar la delgada línea que divide la amistad del desastre.

Las imágenes se van poniendo más rápidas, entrecortadas, e intensas.

Ella se detiene porque siente un sabor extraño en su boca. Se aparta de él, y nota que su labio superior está sangrando. Él la mordió con fuerza en el mismo sitio donde la noche anterior ella se habría golpeado con un vaso accidentalmente. Y de repente dice:

“Oye, me está sangrando el labio. Si seguimos con esto te vas a morir.”

Ella es experta en matar sentimientos y cortar impulsos en las demás personas. Sabe todo lo que no tiene que decir o hacer para hacerlo adrede, sin piedad alguna. Siempre a propósito, a manera de reto. Ella disfruta de ver cómo se está echando a perder la situación y busca como salvar el momento, de la forma que sea necesaria. Perder nunca le da miedo.

Dicho y hecho, logró cortar el sentimiento con este comentario desubicado. Él puso cara de incomodidad y risa. De seguro ese rostro quería decir “eres una estúpida, ahora qué demonios hacemos”. Pero ella tomó las riendas del asunto una vez más y volvieron a besarse.

La habitación se torna roja, ellos hierven. Sus respiraciones están muy agitadas, y empiezan a tocarse por encima de la ropa. Él duda, el marco de respeto que se tienen no le permite tocarla, pero ella agarra sus manos y le da carta abierta al colocarlas sobre sus pechos.

De repente todo se vuelve confuso, pero el deseo puede más. Las caricias que van y vienen, la desesperación por mirar, acabar con el pudor, revelar ese lado oscuro que es un misterio para ambos..

Le levanta la blusa. Lucha con el sujetador y finalmente descubre sus pezones. Empieza a besarlos y succionarlos  mientras agarra sus senos con fuerza. Es como un logro para él. Después de tantas veces que la vio desnuda mientras ella se había acostado con otros hombres en su presencia, había llegado el día en que ella sería para él.

Mientras esto sucede, Él abre su pantalón, y finalmente saca su hombría. Ella no vacila y la agarra para acariciarla de manera rápida y un poco tosca. Los dos están a mil, y la batalla por deshacerse de la ropa que ya va sobrando ha comenzado.

Él empieza a jugar con sus dedos entre los muslos de su cómplice, y al darse cuenta de que está totalmente empapada, le abre las piernas y decide entrar en ella. Lo hace de golpe, sin pensar, sin dudar. Como todo hombre lo haría, sin arrepentimientos ni misericordia. Son movimientos rápidos, puedes ver como frunce el ceño mientras lo hace. Puedes notar su furia al ver como le agarra las piernas y las eleva bruscamente por encima de sus hombros. Él pasó a ser el victimario y ella la presa.


Sus embestidas eran tan fuertes que estuvieron a punto de caer de la cama. En este instante es cuando ella reacciona y se da cuenta de que podrían verlos, ya que nunca pensaron en cerrar cortinas, ni puertas. Alguien podría despertar en cualquier momento y encontraría una escena de algo muy parecido al incesto. Así que ella se separa de él, y lo empuja hacia el otro lado de la cama.

“Tengo miedo de que te infartes por mi culpa, así que mejor paremos.”

En su ebriedad, él solo atinó a sonreír y caer rendido. Se durmió casi de inmediato, y ella también se echó por su lado. Ahora mil ideas pasaban por su cabeza, pero la que gritaba más fuerte eran las ganas de seguir. Se arrepintió de dejarlo dormirse, así que intentó levantarlo una vez más.

Lo sacudió, susurró su nombre, e incluso le dio un par de cachetadas, pero él no reaccionó. Así que en ese momento salió a flote su lado animal, y decidió hacerse cargo del asunto por cuenta propia.

Nota que el miembro de su compañero seguía duro y fuera del pantalón. Así que decide meterlo en su boca para terminar de reanimarlo y darle a entender a esa cabeza que la función continuará sin la conciencia de su amo.

Una vez que lo siente listo, se coloca a horcajadas sobre él para propinarse ella misma la estocada final. Es un descontrol, una fiesta sobre el cuerpo de su amante casi inerte, la cual no se detuvo hasta sentir que el alma se le escapaba del cuerpo. Finalmente, soltó un gran suspiro, una vez más se apartó de su ahora víctima y le colocó el pantalón de vuelta.

De inmediato se puso pijamas, se lavó la cara y se acostó a dormir, haciendo de cuenta como que no había sucedido lo anterior. Era el crimen perfecto, era su secreto.

Llegó la mañana, y ella lo despertó porque él debía irse a su casa. Lo primero que sale de su boca fue un: “Me duele la cabeza, ¿qué pasó?”, y mientras se pasa las manos por el rostro, nota algo en ellas.. huelen a mujer. Su expresión de sorpresa lo dice todo: No recuerda lo sucedido.

El sonríe. Ella sonríe aún más. El secreto está a salvo.

6 comentarios:

  1. Tengo una amigo casi as{i, y ojalá tuviese el valor para hacer eso... Pero pienso demasiado. Y siento a veces muy poco, mala mía. Excelente post. Escribe pronto.

    ResponderEliminar
  2. I did not know about ur blog and is so cute! i'm following u now :) what about following eachother? :)
    www.meryswardrobe.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Me gusta mucho tu blog, te sigo, me sigues????? besito y pasate www.ssaami.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. como siempre genial, nada como pasarme x acá y leerte saludos

    ResponderEliminar